cangaceiro

BELLA DURMIENTE

Diminuto  el  silencio  que  se  mete en mi alma,

calibre 22 que  desgarra  por  dentro.

Tu  silueta  perfecta dibujada  en la cama

Un vacío que  dejas y  que  nadie llenó

El  hombre, en la sala de espera, me  dice

" todo va  a estar bien"

Después  de unas horas y  un par  de cigarros

para  mí  no es así

Eso fue hace  unos  años

mi bella durmiente,

me  asome  a la ventana de  ese tercer  piso

la tarde  reía,

parecías normal.

No se si aún  escuchas

cuando te  digo

lo que  siento por  tí.

 

Comentarios1

  • DemLeor

    "La tarde reía,

    parecías normal." Un gusto tus escritos, mis cordiales saludos. Dem.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.