Necrofagotimes

Separados (La escalinata).- (13/06/2012).-

Acontece un otoño que empalidece los cielos,

Empaña tu reflejo en los vidrios que yo tapo.

Amargamente, va matándome de espera

     Este vacío (Que soy)

        Es lo absoluto cuando abrazo

           Lo que quedó (¡Esa ausencia!) de vos.

 

Va ultrajándome a resucitaciones absurdas:

Un desentender más allá del puente

Donde termina lo abisal del surco,

     La (sola)

          Caída (sola)

               De la cama (sola).

 

Maldición rota por irrompible,

Impostergablemente fatal en todos

Sus vértices de esfera:

     La gangrena que consume el centro

          Y, desde ahí, mis brazos caminantes,

               Las piernas con las que te tomo.

 

Como el trigo que dora el horizonte

Hacia el cual no me dirijo.

La no-voz que llama a un nombre

     Que no es mío

          Ni habrá de ser

               Resto de tu voz.

 

Somos la criatura que se revuelve

Ahogada en su profunda bilis negra

Y sueña con el círculo

     Más allá del círculo,

          Más allá del círculo,

               Más allá de lo que sueña.

 

Dame hoy un pan para cada herida.

Noche cierra sus ojos crípticos

Y nos llora un mundo

     Donde no cabemos juntos;

          Donde no existimos

               Separados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.