RICARDO ALVAREZ

1- SOLIDARIO SERVICIO 2-  EL LADO VERDE DEL HOMBRE

 

      1-          SOLIDARIO SERVICIO

 

 

Hay mujeres y hombres

que son de piedra y confianza,

dejan el oro por la herida que sangra

y en cada pulso abierto lavan mil ciempiés que infectan.

Mojan gasas con gotas de lágrimas,

con disciplina filántropa ejercen

el acto perentorio altruista ante el drama.

 

Un puñado indolente tuerce el cuello a la tragedia,

sea del bolsillo vacío o la llaga que no cierra,

arrebatan la miga que acrecienta

el fuste cuando el cinturón adelgaza.

Con hilo atan cotidianas nieblas

y en un foso de condena ajustician

pájaros con crestas quiméricas de sepulcro

y al duro suceso derrumban al pozo desmembradas estrellas.

Pero tan grises se acuestan que la noche de negrura los tiñe.

 

Los solidarios desperezan el sueño entre sabanas blancas

y con prestancia urgente no apetecen un compás de palmas

por el útil servicio que al congénere prestan.

 

 

 

 

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry 

Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com 

Poemas de ricardo alvarez-blog

.......................................................................................

 

2 -    

 

...Dicen que la tierra nació de un páramo y la magia astral la hizo pradera.

Hasta que el hombre dejó de ser mono o el mono quiso ser hombre. ¿ Quién lo sabe?

 

¡ Aun estoy aquí ¡

Atravesando inexplicables milenios de tiempos como una figura de barro perenne, el Supremo me ha moldeado en hombre presente., por tanto siempre he de estar y seguiré estando.

Desde la manzana tentadora hasta la piedra del fuego

de la hora del Diluvio y la mandíbula de Cromagnon.

del río de los Bautismos a la paz del Buda

de la lealtad Cristiana de Pablo y la traición de Iscariote.

del  antiguo Egipto a la sabiduría del shaolin.

del el recóndito secreto del Shaman a

la milagrosa piedra de Excalibur y la redonda mesa de Arturo.

de las Carabelas de Colón y las Santas de Isabel con sus cruces de bastión

de la latitud no imaginable del Holocausto del hombre

de la afable palabra de Pápu Mahatma al corazon ensanchado de Teresa.

 

Sigo repasando la historia incomprensible. Los dibujos de guadañas filosas y guillotinas

La zapa cavando las raíces profundas y los pies diminutos del futuro

Miles de isocas caníbales paridas en arcilla humana devorando los hilos de la sangre destilada de los cuellos sometidos.

No sé si he aprendido en la alquimia de la vida la riqueza de una  vendimia

en un valle de muertas hojarascas.

 

Quien podrá conjugar un acertijo espeluznante o arrimar una alforja de sabia claridad a este andamiaje de mosaicos ignorantes perdurando en colmada eternidad..

Habrá un encanto oculto bajo la tierra que meza la cuna de los sedientos

un vientre de ocre madre de donde emergen los negros

un reflejo de albur de nieve, cuna de los blancos

un rayo de sol que engendró los amarillos.

Borrar del diccionario: guerra y espanto y fundir la razón hablada en esperanto.

¡ Aun sigo estando ¡

Vagando en el infinito cielo, levitando el firmamento como  prisionero de mis ilógicas raíces y veo la vida caminando al borde del abismo su paupérrima soledad

Me pierdo en el mar de los dolores osados con heridas bajo la piel rasgada, mas no me inclino a ambos lados.

Del dolor y la penumbra de la historia en pasado rescato la moraleja. 

Del oscuro Ogro gigante herido

veo la diminuta grieta de luz esperanzarte-.

Más siento renovarse un espíritu de génesis aguerrido,

Aunque a veces me pregunto:

 

¿Que vemos los hombres del fuego?

¿El madero que arde o la luz que ilumina?

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.