amante ilusion

corazón nomada

Engañada la piel los labios quizás

corazón nómada ha ese jamás

la gota repite repite el cincel la roca sucumbe

tan blanda como  miel

erranté quedo y herido de muerte 

cruzando un desierto sediento de ti

incierto será que llegue a vivir.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.