Marce lino pan y vino

MASCARA

 

Vivimos un mundo de mascaras

basta con solo mirar en la calle

y todos las usamos  

cuando van a la iglesia a pedir perdón

y cuando salen se ponen otra mascara

cuando van al trabajo o a la escuela

otra mascara ponemos

cuando vamos a la playa

pero la más interesante

es cuando ponemos la máscara de payaso

y no es posible quitárnosla sin dañar nuestra piel.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.