Melquiades San Juan

soledades

hay tantas soledades extraviadas por ahí

que las calles del mundo

se asemejan a los castillos de cristal

 

tantos ojos que buscan

y se miran primero a los espejos

 

hay tantas soledades por ahí

que las hojas del diario de las vidas

aparecen desnudas

y los brazos abiertos

han perdido sus pechos

han perdido sus almas

y con ellas el poder de los secretos

que se deben guardar como recuerdos

 

hay tantas soledades por ahí

que se cierran a la voz de los susurros

que acompañan al beso

con que se pierde el alma

sin sentir

sin pensar…

 

©César Figueroa Vergara/ (seud MSJ)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.