CARLOS ALBERTO BADARACCO

EL FIN DE LA CORDURA



 

 

¿En qué terminarás poeta?

que dicen de ti, que escribes raro, que difícil es tu poesía

e incomprensibles tus expresiones literarias,

que tus versos son como murallas encendidas,

impenetrables a los sentimientos y aflicciones.

¿Qué serán mañana tus emociones

si callas hoy tus frases de sentimientos inagotables?,

tus ecos son exordios casi inadvertidos

por aquellos que no comprenden

el laberinto oscuro en el que sufres.

¿Cómo advertir esas profundas

impresiones de la vida?, ¿cómo apreciarlas

si el mundo mismo no las percibe?

¿Habrá que internarse en el secreto de las letras?

o más bien ignorarte por tu saber misterioso,

efímero y cauteloso?.

No se puede expresar el corazón cuando se coarta

el libre albedrío de las letras,

el alma habla desde ellas

transmitiendo profundas emociones en cada una

¿Cómo hacer para que se explaye tu interior

si la voz de los tiempos se va apagando,

si las conciencias se van alejando de la cordura,

y no se alimenta la indigente manifestación sensible y emotiva?.

Mi expresión es tan triste, tan dolida

que callo en mi interior adormecido.

Están las ventanas de mi alma entre abiertas

esperando el eco adormecido de aquel alma

que busque en mis letras un consuelo

y pueda hallarlo entre ellas con premura. 

 

CARLOS A. BADARACCO

10/5/12

(DERECHOS RESERVADOS)

REGISTRADO EN safeCREATIVE

 

 

Comentarios2

  • liborio cantillo

    Penetro en el sentido de tus letras que dejan la imagen de ese ser que escribe lo que piensa y lo plasmas en tus magníficos versos
    Saludos amigables

  • CARLOS ALBERTO BADARACCO

    Decía mi madre: "La indiferencia duele más que el odio". Pero no importa "sigue adelante, los frutos darán cuenta de tu siembra"



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.