Poemas bless

A mi última llamada  

 

 

MIENTRAS evades mis palabras y mi corazón se parte en dos

Es preciso decirte que me marcho sin complejos ni temor.

Intente darlo todo aunque no tenía las fuerzas

Creí que contigo encontraría el valor e incluso soportaría mil tormentas.

 

Nunca hubieron promesas y de ello estoy consiente, sin embargo pensé que al menos  habría un “te voy a querer por siempre”

Palpitante esta el llanto que borra la sonrisa, sonrisa que al momento de colgarme prontamente se fue de prisa.

Quisiera que abrazaras esta noche mi dulce desilusión, que al mismo tiempo me dijeras que escuche una y otra vez aquella dulce canción.

Canción que refiere a una dulce melancolía, de aquellas que te recuerdan un amor bello cada día

 

Lo se, no hubieron promesas, lo se perfectamente

Nunca  hubieron estrofas que dijeran que esto seria eterno y aun así me aferro a que pueda suceder.

Lo se, no es lo correcto por eso te alejas mientras yo lo acepto y de lejos únicamente veo marchar  tu reflejo.

 

¡¡¡Ayyy!! Cuanto tiempo paso es mi pregunta, cuanto tiempo bastó para quererte tan fácil en medio de la noche turbia y sin destino alguno.

No soy de ti y no lo eres de mí, es un destino marcado sin preguntas aclaradas y menos mil respuestas detalladas.

 

¿Un por qué? suplica el viento que le expliques, un por favor susurra el alma que resucites.

 Un silencio el que marca el final de la jornada, una jornada con temas dulces y fuertes puñaladas.

Nunca leerás estas viles palabras que resuenan al momento de intentar la última llamada que despejaría las dudas de seguir o quedarme en la nada;

 Con el ultimo soplo de mi corazón y las ultimas palabras de mi quebrantada voz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.