Christian Cavour

El Forastero

Siento mi alma desolada

que se destroza por cada mirada

mi corazón sufre por no ver esos hermosos luceros.

Tan solo quiero que sepas que mi corazón 

se vuelve de piedra al no tenerte cerca,

quiero que llegue la primavera 

para regalarte la flor que tanto esperas cada día.

Cuando llega el otoño

me siento con el corazón roto,

ver las hojas caer

y no ver tu corazón florecer.

Seguiré siendo el forastero

que busca el camino

para llegar a tu corazón.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.