sanroman

Busca a alguien como yo.

Busca a alguien como yo, de tez blanca como la nieve y caliente como el sol. Alguien que transpire tu olor y tenga tatuados tus besos.

 

Busca a alguien como yo de ojos aceituna con pestañas rubias y pequeñas que veías y decías perderte. Alguien que te invite como yo a quedarse en su mirada.

 

Busca a alguien como yo de manos pequeñas y abultadas que recorrían tu cuerpo guiándose por el corazón. Alguien que construya un fuerte a tu corazón y lo proteja con sus uñas.

 

Busca a alguien como yo, con mi cabello rebelde y grueso que llevaba enredado tu corazón. Alguien que esté dispuesta a que con cada hilo colgante de su cabeza teja para ti un suéter en invierno.

 

Busca a alguien como yo, de pies minúsculos que caminaban junto a ti en tus alegrías y tristezas. Alguien que corra detrás de ti incansable cuidando tus pasos.

 

Busca a alguien como yo de hombros pequeños que esconden las cicatrices de tus besos y tus caricias quemantes. Alguien que se ofrezca a llevar el peso de tus problemas y tristezas en su espalda.

 

Busca a alguien como yo, con mi nariz filosa que enamorada aspiraba el olor a tu piel desnuda. Alguien que busque entre mil olores distintos el tuyo.

 

Busca a alguien como yo con piernas cortas y poco formadas que con fuerza corren a encontrarse con tus brazos. Alguien que se enrede con las tuyas para que no te vayas nunca.

 

Busca a alguien como yo, con un vientre abultado de tantos besos dulces y caricias saladas. Alguien que no sólo sienta mariposas, si no que sienta una tormenta con siquiera nombrarte.

 

Pero sobre todo amor mío, busca a alguien con mi corazón que receloso cuide primero del tuyo. Alguien que en su corazón mantenga tu imagen dulce y que su único tesoro seas tú y tu sonrisa. Pero busca amor mío, busca en serio y busca bien, así verás cómo regresas conmigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.