jesus Alejandro Reina

No conozco el amor II

Hoy renuncio a la metáfora y doy cabida a lo simple;

de un cielo. Al olor de las flores. A una noche de domingo.

Entro en lo sencillo. Lo pleno, entro a la belleza.

Los años, los días, los meses como se pasan en los techos oscuros

que tanto complican los años, aun después de ser esencia

lo simple como: leer un libro, la neblina tras las colinas,

o una película de  amor donde…

El amor no es así de correspondido.

Pero igual, hoy, solo hoy. Quisiera treguar mi vida,

en una simple noche de recuerdos ver el sueño

y preguntar ¿ Dónde queda  la felicidad si te vas?

Como las estrellas…

Tras el día se va, y no regresa más que ella,

en un  hubiera tan largo como  la culpa de mis errores.

Tan simple, tan, simple, la, vida.

Y se va.

Se  va en un poema, en un sentimiento, en olvidarla.

La vida, que no es filosofía ni ciencia. Se va tras ella

como si mañana no viniera el futuro,

y  le aterrara  conocerlo entre los ojos de otra.

Así de simple se vive en las noches de un domingo

donde la calma llega. Llega hasta el silencio de

verla, verla a ella; a lo lejos de mi vida.

A lo lejos…

Hoy renuncio a lo complejo por un momento,

a lo oscuro y a la fantasía,

hoy solo pido que no duelas tanto,

        y algún día…

Dejar de lado esas lecturas solitarias.     



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.