Dakin

Siempre

Siempre he querido acercarme,

Para llegar de alguna forma hablarte,

Pero nunca pude animarme.

 

Siempre he querido asombrarte

Con mis canciones amarte

Y nuestra fantasía unidos.

 

Siempre he querido abrazarte,

Sentir tu piel en mis brazos,

Que tú sientas mi amor,

Mi pasión,

Mi calor en un abrazo.

 

Siempre he querido besarte

Rozar nuestros labios,

Escuchar los latidos de mi corazón,

Y sentir los tuyos;

Cogernos las manos,

Pasear por cualquier parque,

En cualquier lugar

Besarte.

 

Siempre he querido decirte

Que tu formas parte de mí,

Aunque tú no lo quieras,

Mi vida ya te cogió a ti,

Mi corazón ya te regaló una parte de sí.

 

Siempre te he querido,

Te he amado,

Te he soñado,

Te he pensado.

 

Pero,

Siento mi vida rajar,

Al pensar,

Que te tengo que olvidar,

Porque el destino parece que nos va ha separar.

El camino se partió por la mitad,

Y aunque luche,

Con sangre en el puño

Para cambiar mí sendero,

Ya fui,

Ya está escrito

En el libro y me cuesta

Aceptar,

Que te tengo que olvidar,

Porque sabiendo como soy,

Voy a perder la razón.

 

Pero,

La vida he de seguir,

Y el destino puede que nos pueda unir,

Y aunque sea difícil,

Voy a luchar,

Como nunca he luchado,

Solo para encontrar la felicidad.

 

Aunque me separe más y más de ti,

A dios le voy a pedir:

Que te vaya bien y que puedas vivir

Con una felicidad mayor a la que yo vi

 En un futuro junto a ti;

También le voy a pedir

Que te forme el camino por el bien,

Que puedas ingresar

Y que podamos algún día hablar,

Ya sea por este medio

O por un sueño

En el cual vamos estar

Sin que nadie nos pueda molestar.

 

Te voy a extrañar,

Porque mi don

Fue amarte más y más

Y aunque no me conozcas

Voy a esperar el tiempo necesario.

 

Este hasta luego parece adiós,

Y este adiós hasta nunca.

 

Siempre te he querido,

Te he amado,

Te he soñado,

Te he pensado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.