Jose de amercal

HIJOS MIOS

Me acuesto pensando en ellos,
deseando que amanezca
para volverles a ver,
sus caras angelicales
que tanto me hacen padecer;
 
sus travesuras, sus peleas,
sus risas y sus llantos.
¡Pero yo, los quiero tanto!

Qué vacía está la casa
cuando ellos no están.
Cuando alguno se marcha,
parece una eternidad.
 
Quisiera que no crecieran,
para tenerlos siempre a mi lado.
 
Pero, qué cruel es el tiempo,
pues ellos van creciendo,
los años van pasando,
y yo envejeciendo.

Dentro de poco se irán.
Cada cual tomará su rumbo
y seguirán su camino.

Yo quedaré aquí, solo
como es mi destino.
Entonces recordaré con cariño,

Sus travesuras, sus peleas,
sus risas y sus llantos.
¡Pero yo, los quiero tanto!

Comentarios1

  • The White Witch

    Que ternura, me encantó! Me recordó a alguien. Que lindo leerle poeta. Impecable! Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.