Polvo en un nada que es todo

Si tú supieras vida mía

Si tú supieras vida mía,

A veces despierto en mi madrugad

Recorro mis pensamientos buscando el recuerdo de tu mirada

Intento buscar, encontrar los pliegues de tus labios en mis sueños

 

Esta vez de nuevo tus ojos almendrados son la razón de mi desvelo,

Labios rojos fuente de néctar, ese néctar que incitan mis deseos

Aroma que emerge de tu piel, aroma que invita a besarte sin miedos

 

No eres más que un anhelo, no eres mía y aun así te quiero

Mi Cielo ignoremos el noveno mandamiento que esto no es solo deseo

Mujer de pieles exquisitas la cuales he besado y domado en cada sueño.

Eres un deseo, un deseo de esos que no pasan delpensamiento.

Comentarios1

  • Alexandra L.

    Bello, muy bello, añoranza y ternura desbordada en tus letras. Una lectura muy grata.

    Feliz tarde, Alex.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.