huertero

En Fin // Rombos Amarillos// y El Adorno.

EN FIN...

 

Atino de amanecer septiembre.

Preso de la luna, sin almohada.

Siendo el día justo.

Sin mas premisa que...

Como caer la moneda

del lado obsoleto.

Fue mas que irse...

 

Rombos Amarillos

 

Intentaste descubrirte y

cruzaste el jardín.

Una sola farola fue tu testigo.

Nadie subió los escalones.

Nadie toco tu puerta.

Ahora nadas entre estas letras engendrosas.

Tu locura a merced

de los rombos amarillos.

Ahora bajan, es pulsar el nunca.

La noche trae un

tentempié con cabeza de medusa.

Al pretérito de tantas existencias

como conquistar el día y

 me quedé dormido.

 

  EL ADORNO  

 

      No avanzar y ésta se mueve

negando que haya tenido lugar.

Cognición moderna,

o emancipación de las  significaciones.

Subvierte  que no haya un instructivo

de  cómo desoírse uno mismo.

Subsumirse en manufacturas sin

un predeterminado contenido  de formas

En un movimiento de darse y ocultarse

sustraerse colmadamente   a la imaginación.

 

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Tres hermoso poemas nos has presentado hoy estimado poeta y amigo Carlos...
    Un abrazo de sincera amistad y afecto...
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.