Enrique.MT

Espejo

Lo vi hace apenas unas horas, tenía sangrando el pecho, sin alma, sin fe, sin nada, fue peor que ir al infierno pues la condena imputada por ser "un pobre iluso" era vivir en silencio, alejado de aquella a quien el tanto amaba.

Lo vi maldecir sus días, sus defectos, sus carencias, su tan mala puntería para escoger el amor... Lo vi caer de rodillas estrellando contra el piso sueños, futuros, pasiones, remendando sus heridas, con canciones y guitarras.

Lloraba peor que un niño, parece que se asfixiaba, se buscaba el corazón pero no encontraba nada, estaba solo el espacio y al voltear la mirada recordó que se hizo añicos, que en la pared resbalaba.

Lo vi fallar ese día justo antes de la alborada, buscó a su amante de siempre, con la que se revolcaba y ahí estaba en la cama "soledad" el le llamaba,

Solo el tiempo dictaría como pagar su atropello, por amar tanto a la luna, por querer ser de ella el dueño siendo apenas casi nada, siendo solo un ingenuo.

Lo vi triste y sin salida, su musa lo había vetado de admirar su hermosura, lo vi degollarse al pobre buscando un final decente...

Todo esto contemple mientras miraba en mi espejo...

Comentarios1

  • Nancy Ruiz Lee

    Hermosa prosa poética. Describes muy bien los sentimientos y das un impactante final. ¡Bienvenido!

    • Enrique.MT

      Es agradable ver su comentario, saber que fue de su agrado me da una gran felicidad.
      Muchas gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.