Lucy Quaglia

Dolores del Alma

Me dolía el cuello,

La cintura chata,

Columna torcida

Con las manos flacas.

Me dolía el brazo

Escribiendo cosas

Que van estudiando

Pinturas de cuadros

De lo que elegimos

Hace muchos años.

Mañana temprano

En el cielo oscuro

Se irán desgranando

Las horas cansadas

Que no pasan nunca

Esperando un viaje

Que me lleva a casa,

Mientras que sentada

Me duele la espalda,

Y se van perdiendo

Mis fuerzas pasadas,

Caminando siempre

En bosques de ensueño

Con versos tranquilos

Que se van buscando

Dolores del alma. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.