IturAlva

Y LLEGARON LOS HIJOS

 

 

Cumplidos estamos, como macho, como hembra

ya tus carnes se entregaron a mí

ahora dispone tus pechos a mi prole

en una semilla te entregué mi sangre

agítala y mézclala con la tuya

para continuar con tu nombre, con mi nombre

reúne fuerzas para ello, reúne alimento en tu vientre

envuelve mi continuación con tu burbuja

y dadle de comer, de beber sin tocar su boca

condescendiente tu cuerpo está con mi capullo,

calor exacto, preciso, perfecto arrullo.

precisa es tu edad, tu maduración

es tu etapa de mujer convertida en creadora

líquido y placenta jardín de crecimiento.

Fértiles caderas preparadas para recibir la pujanza

dispersas tus piernas como dos veredas con álamos

arco de triunfo para su llegada

amplías las puertas de tu ser  para su aparición celestial.

¡Ya brota! ¡mi semilla es! ¡germinó!

¡La puedo apreciar bendecida ya!

bautizada con tu sangre y  especias interiores

que perfumaron su estancia.

Elegida es para sentir dolor en su vientre como tú

y sentir el placer que Dios le dio

de dar vida al igual que su madre

¡Una niña!     ¡Mi niña!     ¡nuestra niña!

-¡Quite enfermera, no me la limpie aun!

Es la esencia de su madre la que trae

y así la quiero en mis brazos.

Ah sí, debo dejar que  corte el vínculo carnal contigo

ahora el lazo es espiritual y está con su padre,

                               Por siempre y para siempre…

                                              …amén.

Comentarios1

  • kavanarudén

    AMEN
    Un hermoso escrito amigo poeta.
    La vida siempre es un don, un regalo, es lo concreto del amor humano, del amor entre dos seres que se han encontrado en el camino y se han elegido.
    Un gusto leerte, como siempre.
    Un abrazo
    Kavi

    • IturAlva

      Gracias amigo, un gran abrazo. Como siempre tan asertivo en tus comentarios. Es como tu dices, la propuesta es esa, este texto es la continuación de TU MI DESEO. Los enamorados ya fueron uno,
      ahora su mejor regalo es su continuación, dejar huella. Bajarle el ímpetu a la pasión y darle paso a la creación, pues en creadora se ha convertido su amada. Saludos y un brindis a la distancia.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.