Raul Gonzaga

Muñeco olvidado


Caminando por la calle,
En humilde callejón,
Lo encontré solo y botado
Con letal resignación;


Yo pensé en mis adentros,
Un poema de dolor,
Dedicado a ese muñeco
Olvidado y sin amor;


Llegué y escribí estas rimas
Con quebrado corazón
Me imaginé olvidado
En una oscura prisión;


“Cual muñeco de peluche
Que se compró con amor,
Se recibió con desdenes
Y se tiró en un rincón”


Que rauda pasa la vida,
Raudo late el corazón,
Raudo el niño ya es viejo
Y raudo llega el dolor…

Comentarios3

  • Raul Gonzaga

    Esta anécdota surgió de la vida real, ver a un oso de peluche como basura, botado en un rincón, llevó a mi imaginación a esta locura, a esta reflexión...

  • Maria Hodunok.

    Una gran reflexión Raul, con inmensa semejanza con la vida real de los humanos, tirados y abandonados al final de sus dias,
    Grandes tus letras, poeta.

    Abrazos del alma.

    • Raul Gonzaga

      María Hodunok, siempre tan acertada en tus comentarios, eso está entre líneas en esta locura; esa pena que muchos viejos cargan; y el olvido en el que viven; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

    • liborio cantillo

      Realmente es una escena de la vida cotidiana que recreas con tus versos
      Saludos amigables

      • Raul Gonzaga

        Liborio Cantillo, una metáfora de una triste realidad de los que llegamos a la tercera edad; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.