JORGE OMAR

Desnuda piel de miel

 

 

Esa noche nunca creía que sucediera

se dieron las cosas y te llevaste mi alma

con dulces carisias y tentaciones prohibidas

que me hiciste conocer desde tus entrañas.

 

Tu piel rozaba todo mi cuerpo

sentía una dulzura increíble

era miel de amor y cariño

pero que nunca me empalago.

 

Tu cabello me cubría la cara

y ahí fue en donde supe que te ame

al oler ese aroma  único que me hace

sentir tu presencia en todos lados.

 

Gracias por esa gran experiencia

nunca te olvidare tendrás en mi corazón

un lugar reservado señora piel de miel.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.