B. rous

contando mariposas en una noche nublada.

las ironías cubrieron su rostro, la dureza cambio su expresión,

la dulzura de su voz fue quebrada por el dolor.

sencillamente su luz se apago.

las hora marcadas en el reloj, marcan tambien

en sus ojos, la desesperación.

 

acaso su esencia se fue junto con la razon?

acaso lo que ven solo es un reflejo, algo ya muerto, algo k desaparecio?

la soledad cubre las paredes de su habitación, calcomiendo su esperanza,

burlándose de su inquieto corazón.

sus mariposas aletean en su interior,

mirando las nubes negras cada una con atención. 

sencillamente su luz se apago...

y su dulzura tan exquisita fue cambiada

por el amargo sabor del dolor.

Comentarios1

  • Maria Hodunok.

    Maravillosamente triste Rosi.
    Me traen recuerdos tus versos, cuando, estando mi marido internado, el reloj dejó de funcionar....me dije....adios amor, y a esa hora murió.
    Tus letras me recordaron ese momento, cuando su luz se apagó.
    Escribiste de forma bellísima-
    Va toda mi admiración a tus letras.

    Abrazos, poetisa.

    • B. rous

      RECORDAR nos hace sentir que estamos vivos, la tristeza es necesaria aveces y aveces hay alegrías que no, pero cuando el dolor se hace presente hay que recordar que por duro que sea, todo pasa, nada es para siempre... gracias por tu tiempo, saludos de este lado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.