Jordi *

lA pIEL

La piel, esa bestia horrible

que sede al tacto,

que suma atmósferas incontenidas

Esa bestia horrible

Que contiene caricias infinitas

 

La piel, esa bestia horrible

Confidente de arrobos

De ósculos privados

Esa bestia horrible

Que contiene ausencia de alientos

 

La piel, esa bestia horrible

Lengua infinita que se pierde en otra piel,

Ahogo de estímulos

Animal de burbujas y torrentes

Advenimiento de silencios agotados



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.