boris gold

MI BARRIO TENÍA.....

 

Si supuestamente debiéramos elegir un lugar de residencia y erigirlo como el más bonito, yo personalmente me sacaría de encima ese compromiso, puesto que iría contra mis principios ( por la discriminación ¿vio?).

Y si eso no fuese suficiente, les diré que estoy convencido que todos tienen sus más y sus menos, por consiguiente eso del mejor…está por verse.

En segundo lugar podríamos poner la sensibilidad de cada uno, entonces veríamos cambiar nuestros distintos puntos de vista, aquí van algunas muestras de lo que asevero y lo que digo tiene algún asidero: LA INFANCIA EN ESE LUGAR, LA ADOLESCENCIA, LA PRIMERA NOVIA, HABER FORMADO ALLÍ UNA FAMILIA, etc etc etc.

Todo lo que aquí detallo pega fuerte en la vida de cualquiera, por lo tanto automáticamente “esa guarida” se nos queda pegada en todos estos acontecimientos.

Si hacemos a un lado lo edilicio, hay un montón de “perlitas” que hacen diferente todo esto que les cuento, aquí van algunas muestras de ellos: conservan su colorido, sus olores, costumbres y ritmos tan personales, que bien vale la pena enamorarse de uno.

También podríamos preguntar por que nos duele tanto el momento crucial en que debemos cortar amarras y abandonar su tibia placidez, especialmente cuando allí está transcurriendo nuestra niñez.

Y no puede ser de otra manera, el lugar de residencia es como una esposa (salvando las distancias) que a fuerza de convivir con ella, nos compenetramos tanto el uno con el otro, será por eso que al hacernos adultos, es muy probable que nos olvidemos las cosas recientes y nos acordemos por ejemplo, de aquella mariposa que con sus radiantes colores hizo que corriera tras ella, para poder atrapar entre mis manos toda su magia.

Así de esa manera poder obsequiársela a Luisina, mi vecinita que a pesar de mis siete años ya andaba suspirando por ella, que podemos decir del olor de las glicinas que aún hoy y después de tanto tiempo transcurrido, las tengo guardadas en mis fosas nasales pidiendo por favor que no se vayan jamás.

Mi viejo y querido barrio, te confieso que nunca pude ni quise cortar el cordón umbilical que me ata a tu regazo, lo nuestro si Dios quiere…SERÁ UN ETERNO NOVIAZGO.

Por eso y muchas cosas más MI BARRIO modestamente…¡ES EL MEJOR!.

 

                                                Boris Gold

(simplemente…un poeta)

Comentarios7

  • Maria Hodunok.

    Recuerdos de infancia....el olorcito de los paraísos que florecen tan bonito, en mi tierra colorada.
    Claro que en Berazategui también hay.....pero siempre recuerdo ese barrio de mi infancia y juvenud.
    Me hiciste emocionar Boris.

    Mil abrazos, poeta.

  • Violeta

    Y seguimos juntando recuerdos Boris que para mi son sustento...Leerte me lo ratifica...Besos

  • María Elena

    Maravilloso escrito que me remonta a mi plaza, a las andanzas en bicicleta y el cuidador diciéndonos que no pisemos el césped. A las tardes de carnaval cuando, a eso de las 2 de la tarde, todos espiábamos si había algún vecino afuera para tirarle un baldazo con agua y ahí empezar un juego que terminaría con niños, padres, madres y abuelos, todos mojados. A mi mamá regando el jardín y a los colibríes acercarse para tomar del agua que salía de la manguera. A mis hermanos cantando conmigo, la nona haciendo los ñoquis con esa salsa que nadie pudo igualar...... Tantos recuerdos hermosos en el barrio que, como tu dices, nunca se olvidan. Gracias por el relato. Un abrazo.

  • Alejandro O. de Leon Soto

    La infancia y lugares que se recorren en esa etapa son imborrables., buen relato y paseo por tu barrio nos diste amigo....te saludo y me place leerte

  • rosamaritza

    Soberbio relato mi querido boris, cuantos recuerdos de aquellas raìces que se llevan en el alma, abrazo y beso de rosamary

  • Paloma P.P.

    Bonitos recuerdos de tu infancia en un bario. Grato leerte. Un abrazo amigo.

  • sandor

    Me ha gustado mucho este texto que habla del lugar en que realmente empezamos a plantar las raices de lo que somos...sin barrio, no hay historias, no hay noches de miedo, no hay domingos de fiesta, no hay primeras poesias...no hay nada.
    Me encantó



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.