Aaron Krauss

Necedad


Entiendo que no has de ser mía.
Que pasarán los días y nos llegarán los años
y no habremos compartido ni una sola tarde.

Despertarás a diario y no estaré para verte,
soltarás tu risa y no estaré para oírla,
te miraran mil ojos y te querrán mil gentes
y querrás como nunca y habrá a quien quieras mas que a nadie,
pero no seré yo quien te mire
ni será a mi a quien quieras.

Y cuando miremos al cielo fatigados
pensaré en ti y tú pensará en otro.
Amarás mil veces y mil veces te estaré amando.
Querremos de distintas maneras y en distintos tiempos, como en un horrendo desajuste.
Se nos vendrá la vida como en cascada.
No veremos envejecer las mismas caras, no veremos crecer los mismos cuerpos.

Se equivocan estos sueños por soñarte.
Se equivocan mis ideas por pensarte.

¿Por qué no es mi sitio tu sitio ni es tú vida mi vida?.

Y aunque se que no debo quererte,
que no debo gastar mi tiempo tratando de encontrarte
me mantengo en la necia idea de amarte
como si mi necedad fraguara un mundo en el que tú ya no me faltes.

Comentarios1

  • Alejandro O. de Leon Soto

    Todo tu poema es delicioso pero este remate es enorme.
    Y aunque se que no debo quererte,
    que no debo gastar mi tiempo tratando de encontrarte
    me mantengo en la necia idea de amarte
    como si mi necedad fraguara un mundo en el que tú ya no me faltes.

    Leerte fué un grato placer....saludos.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.