FernandaTorres

CARTA SIN ENVIAR

Aquella noche no pude dormir, me quedé pensando en tus palabras, fueron como navajas para mi alma.

Quiero que sepas que no me siento enfadada, me siento más bien decepcionada. Te puedo perdonar que me hayas omitido ese "pequeño detalle" como tú lo llamas, incluso puedo entenderlo, pero lo que definitivamente jamás te perdonaré es todo lo bello que me hiciste sentir, las mil noches en la que mis desvelos llevaban tu nombre.

Lo que no te puedo perdonar son las diferentes ocasiones que me hiciste volar con cada palabra de amor que salían de tus labios, cada mirada que era un cielo en el que yo me perdía, cada abrazo que me hacía sentir protegida, cada promesa; y por supuesto cada "estaremos juntos siempre".

 Jamás te perdonaré la infinidad de veces que alimentaste la ilusión... Una vez más. Todo lo que venía de ti, era poesía pura. 

Nunca entenderás lo que te quiero decir, porqué para entenderlo debes sentir lo mismo, y me queda claro que tú no sientes.

Cada centímetro de mi piel que fue recorrida con tus dedos algún día dejará de doler. No te preocupes *** te puedo olvidar, ya una vez lo hice y aunque me costó lo logré.

Te prometo que te olvidaré.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.