Arturo Emprendedor

Tonta Guerra



Qué terror para el inocente
Cómo sufrió penas y muerte
Corrió a donde pudo sin suerte
Y con dolor debió ser fuerte

Una nube negra se formó en el cielo
Parecía oscurecer todo lo bello
Nunca volverán esos vientos
Y los paisajes ahora son desiertos

Veo morir a un niño en la arena
Y a otros escondidos en trincheras
Y el miedo está presente en ellos
Llorando por los que se fueron

Maldita guerra sin sentido
De hombres pervertidos
Hambrientos de poder bandido
Y solo tendrán su corazón podrido.

Porque al opresor, Gandhi venció
Y solo con amor lo combatió
No usó la violencia contra el tirano
Sino la conciencia del ser humano

Y yo que solo soy un espectador
Cristo querría que fuera pescador
Inundando de palabras bellas al mundo
Por si tocaba el corazón de alguno

Y si solo un alma lee y entiende
Me basta si de ello algo aprende
Que pare la guerra Dios mío
Que no sufran ni hombres, ni niños



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.