El Hombre de la Rosa

¡¡¡ EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA !!!

 

 

¡¡¡ EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA !!!


*** Versos de la Rosa ***

 

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- 

 

Sintiendo el sabor de trigo al yantar una hogaza

 emocionándome del regusto de la harina blanca,

 suenan las trompetas los secos serafines de ejido

 rodeando la tierra adormecida del eternal sopor,

alumbra la carencia revivida del yantar hermano

 del pan esperado que refleja el hambre del alma,

 cuando la tierra lame aire vil que arrasa el grano.

 

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- 

 

Acopio en la espiga aterida la tierra que suda frio

 para saber abonarla empellándola con mis manos,

como si ella fuera esa hija que tolera la hambruna

 cuando el levante describe las sequias con la mies,

porque ese adorado trigo se agostaba sin indultar

 el vientre espera impaciente su hambre retorcida,

  con agito desesperado del yermo sentido del vivir.

 

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- 

 

Para que el padre eterno de la vida sane el dolor

   esa apartada legión humana del bandullo ocioso,  

 reseca por el ansia de comer con hambre y sudor

  no comes nada por entregarte ese campo yermo,

  un halito sin trigo que la parva seca desesperada

  en la portilla sacrosanta de la desgracia humana,

  desconcertando la nube de agua tu tierra reseca.

 

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- 

 

Cuando malos vientos saturados de inclemencia

 aletean furiosos por vicios que pasma su sequía,

como la madre que relega hacer pan para el hijo

 en casas donde la gana envolvía de sed su lecho,

aunque el trigo fuese cochura de su favor beato

 no era maravilla alguna este empeño por comer,

 que deja a todo por obtener el cedazo de harina.

 

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- 

 

No dejes que mí hambre me sepulte en la tierra

 quien tranquilizará el alma sin el pedazo de pan,

 cuando la muerte me confiera a la materia negra

 para indicarle al Supremo que un día fui aldeano,

 con una tierra estéril en los insondables confines

 sin pan en ese asombroso torbellino de estrellas,

 que asemeja la harina blanca en el limbo sin pan.

 

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- 

 

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

24 septiembre 2015

 

Comentarios7

  • rosamaritza

    Tristes historias, que con el tiempo se repiten en algunas partes del mundo, cuanta indolencia de parte de gobiernos malsanos, abrazo y beso de rosamary

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias estimada compañera y poetisa amiga Rosamaritza por las bellas y sentidas palabras de tu bello comentario...
      Con permiso de Hades_70 pongo a continuación su comentario que nos cuenta la verdad sobre el hambre pasada en España después de la Guerra Civil...
      Que razón tienes amigo Críspulo, no todas las personas que hoy dia leerán este poema llegaran a comprender hasta donde llegó la hambruna después de la guerra española del 36, ahí si que se tocó techo y las pasamos canutas, porque nos tocó vivírlo somos quizás los que mejor te entendamos, yo de crío también conocí las cartillas de racionamiento y cuando ibas a la tienda y te cortaban un trozo de tiquet para darte un poco de aceite, el pan, una cola de bacalao o un cuarto de legumbres. Hoy la gente dentro de lo mal que lo estamos pasando no a llegado a estar como en aquella época ni de lejos. Tu poema querido compañero y amigo, no puede ser más elocuente. gracias por compartir este poema que tanto tiene que enseñar a las nuevas generaciones.
      Que tu sed de felicidad bienestar y amor no se sacie jamás en tu casa...
      Un sentido y fuerte abrazo de amistad y de afecto...
      Críspulo Cortés Cortés
      El Hombre de la Rosa

    • kavanarudén

      Un profundo y sentido poema.
      Reflejo de una realidad, de un momento duro de la vida que templó tu alma noble.
      Un fuerte abrazo amigo Crìspulo.
      Kavi

      • El Hombre de la Rosa

        Muchas gracias estimado compañero y amigo Kavanarudén por las bellas y sentidas palabras de tu profesional y certero comentario...
        Con permiso de Hades_70 pongo a continuación su comentario que nos cuenta la verdad sobre el hambre pasada en España después de la Guerra Civil...
        Que razón tienes amigo Críspulo, no todas las personas que hoy dia leerán este poema llegaran a comprender hasta donde llegó la hambruna después de la guerra española del 36, ahí si que se tocó techo y las pasamos canutas, porque nos tocó vivírlo somos quizás los que mejor te entendamos, yo de crío también conocí las cartillas de racionamiento y cuando ibas a la tienda y te cortaban un trozo de tiquet para darte un poco de aceite, el pan, una cola de bacalao o un cuarto de legumbres. Hoy la gente dentro de lo mal que lo estamos pasando no a llegado a estar como en aquella época ni de lejos. Tu poema querido compañero y amigo, no puede ser más elocuente. gracias por compartir este poema que tanto tiene que enseñar a las nuevas generaciones.
        Que tu sed de felicidad bienestar y amor no se sacie jamás en tu casa...
        Un sentido y fuerte abrazo de amistad y de afecto...
        Críspulo Cortés Cortés
        El Hombre de la Rosa

      • Violeta

        No sabes cuanto entiendo tu comentario , y tu poema le da certificacion a todo , es trIste muy triste , sabes hoy en dia se vive y todo es por la mala dispersas de los gobernates , y si supieras que no es necesaria otra guerra si ne muchas partes se esta viviendo... BESOS

        • El Hombre de la Rosa

          Muchas gracias estimada compañera y poetisa amiga Violeta por las bellas y sentidas palabras de tu bello comentario...
          Con permiso de Hades_70 pongo a continuación su comentario que nos cuenta la verdad sobre el hambre pasada en España después de la Guerra Civil...
          Que razón tienes amigo Críspulo, no todas las personas que hoy dia leerán este poema llegaran a comprender hasta donde llegó la hambruna después de la guerra española del 36, ahí si que se tocó techo y las pasamos canutas, porque nos tocó vivírlo somos quizás los que mejor te entendamos, yo de crío también conocí las cartillas de racionamiento y cuando ibas a la tienda y te cortaban un trozo de tiquet para darte un poco de aceite, el pan, una cola de bacalao o un cuarto de legumbres. Hoy la gente dentro de lo mal que lo estamos pasando no a llegado a estar como en aquella época ni de lejos. Tu poema querido compañero y amigo, no puede ser más elocuente. gracias por compartir este poema que tanto tiene que enseñar a las nuevas generaciones.
          Que tu sed de felicidad bienestar y amor no se sacie jamás en tu casa...
          Un sentido y fuerte abrazo de amistad y de afecto...
          Críspulo Cortés Cortés
          El Hombre de la Rosa

        • Alexandra L.

          El hambre duele, en el alma y en estomago, el que ha tenido racionado lo que debe comer, sabe que es pasar hambre, un mal terrible. Un placer disfrutar de su poesía.

          Un abrazo, feliz dia, Alex.

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias estimada compañera y poetisa amiga Alexandra L. por las bellas y sentidas palabras de tu bello comentario...
            Con permiso de Hades_70 pongo a continuación su comentario que nos cuenta la verdad sobre el hambre pasada en España después de la Guerra Civil...
            Que razón tienes amigo Críspulo, no todas las personas que hoy dia leerán este poema llegaran a comprender hasta donde llegó la hambruna después de la guerra española del 36, ahí si que se tocó techo y las pasamos canutas, porque nos tocó vivírlo somos quizás los que mejor te entendamos, yo de crío también conocí las cartillas de racionamiento y cuando ibas a la tienda y te cortaban un trozo de tiquet para darte un poco de aceite, el pan, una cola de bacalao o un cuarto de legumbres. Hoy la gente dentro de lo mal que lo estamos pasando no a llegado a estar como en aquella época ni de lejos. Tu poema querido compañero y amigo, no puede ser más elocuente. gracias por compartir este poema que tanto tiene que enseñar a las nuevas generaciones.
            Que tu sed de felicidad bienestar y amor no se sacie jamás en tu casa...
            Un sentido y fuerte abrazo de amistad y de afecto...
            Críspulo Cortés Cortés
            El Hombre de la Rosa

          • Maria Hodunok.

            Mi estimado amigo Críspulo, tus letras tocaron mi alma de cerca.
            Nosotros, sin tener guerras, Despues de la primera mundial, cuando mi padre llegó. Eso si que fue hambre, de comida, de agua, de afectos. Tuvimos en Argentina, épocas muy malas y aún ahora, en las selvas, se pasa muy mal, y muchos argentinos ignoran que todavia hay hambre en este pais.
            A veces miramos solo las ciudades, pero los sin techo, parias del destino, no alcanzan a comer un mendrugo de pan.
            Me tocaron tus letras, poeta.

            Abrazos argentinos y sinceros.

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias estimada compañera y poetisa amiga María Hodunok por las bellas y sentidas palabras de tu bello comentario...
              Con permiso de Hades_70 pongo a continuación su comentario que nos cuenta la verdad sobre el hambre pasada en España después de la Guerra Civil...
              Que razón tienes amigo Críspulo, no todas las personas que hoy dia leerán este poema llegaran a comprender hasta donde llegó la hambruna después de la guerra española del 36, ahí si que se tocó techo y las pasamos canutas, porque nos tocó vivírlo somos quizás los que mejor te entendamos, yo de crío también conocí las cartillas de racionamiento y cuando ibas a la tienda y te cortaban un trozo de tiquet para darte un poco de aceite, el pan, una cola de bacalao o un cuarto de legumbres. Hoy la gente dentro de lo mal que lo estamos pasando no a llegado a estar como en aquella época ni de lejos. Tu poema querido compañero y amigo, no puede ser más elocuente. gracias por compartir este poema que tanto tiene que enseñar a las nuevas generaciones.
              Que tu sed de felicidad bienestar y amor no se sacie jamás en tu casa...
              Un sentido y fuerte abrazo de amistad y de afecto...
              Críspulo Cortés Cortés
              El Hombre de la Rosa

              • Maria Hodunok.

                Ya había leído el comentario de Hades.
                Siempre gracias por compartir tus letras tan grandiosas, poeta.

              • Paloma P.P.

                Muy bueno tu poema donde describes la hambruna de los tiempos de guerra y pstguerra y ahora tambien la padecen muchos parados y pobres que estan en una situación desesperada. Encantada de leerte. Un abrazo amigo.

                • El Hombre de la Rosa

                  Muchas gracias estimada compañera y poetisa amiga Paloma P.P. por las bellas y sentidas palabras de tu comentario...
                  Con permiso de Hades_70 pongo a continuación su comentario que nos cuenta la verdad sobre el hambre pasada en España después de la Guerra Civil...
                  Que razón tienes amigo Críspulo, no todas las personas que hoy dia leerán este poema llegaran a comprender hasta donde llegó la hambruna después de la guerra española del 36, ahí si que se tocó techo y las pasamos canutas, porque nos tocó vivírlo somos quizás los que mejor te entendamos, yo de crío también conocí las cartillas de racionamiento y cuando ibas a la tienda y te cortaban un trozo de tiquet para darte un poco de aceite, el pan, una cola de bacalao o un cuarto de legumbres. Hoy la gente dentro de lo mal que lo estamos pasando no a llegado a estar como en aquella época ni de lejos. Tu poema querido compañero y amigo, no puede ser más elocuente. gracias por compartir este poema que tanto tiene que enseñar a las nuevas generaciones.
                  Que tu sed de felicidad bienestar y amor no se sacie jamás en tu casa...
                  Un sentido y fuerte abrazo de amistad y de afecto...
                  Críspulo Cortés Cortés
                  El Hombre de la Rosa

                • María Isiszkt

                  El trigo crece de la mano del
                  hombre, para saciar el hambre,
                  que a veces no llega y el cuerpo
                  les rompe.
                  Trigo dorado que el viento mece,
                  rigo en la mesa yantar sencillo, pero de ''dioses''.
                  Un abrazo inmenso Críspulo
                  Debería ser tremendo lo de las cartillas de racionamiento...quizás regrese todo eso amigo mío?



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.