Katalina Camus

NO PUDE DECIR TU NOMBRE

 

Ayer te vi y no pude decir tu nombre,
pasaste sin ver por la calle de mi casa
clamando ignorancia en tus ojos fríos,
es como si ni siquiera supieras
que yo estaba allí de pie
cual columna estancada.

 

Ayer te vi sí y no hubo duda en mi memoria,
eras aquel hombre que yo amaba, quien una
vez enjugó con sus besos mi alma dañada.
Yo te recuerdo desde mi solar en calma,
sin recelos en mi mente ya frágil por
los años de espera sin esperanza.

 

Si, ayer te vi y supe que eras tu
quien erguido y digno iba a dejar
flores nuevas a una nueva festejada



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.