Oscar Perez

En casa de mis padres

En casa de mis padres

 

Hay silencio en la casa de mis padres

(ambos han muerto, ambos hablan conmigo),

que nunca nos olviden yo les digo,

que descansen en paz, que es todo incierto.

 

Pero que aún así canto en el trigo,

que somos como flor en el desierto,

que nada ha de cambiar el cielo abierto

en que vienen y van, cual yo contigo.

 

En casa de mis padres soy testigo

de cómo arde el amor, vivo y despierto,

de cómo ellos están en cuanto advierto

de bello y de feliz bajo su abrigo.

 

En casa de mis padres los bendigo

y el mundo entiendo al fin y, en cada puerto

en que vienen y van, mi adiós revierto,

pues con nosotros van y aquí los sigo.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

23 09 15



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.