GCR

Para que te vayas de mi.

Soledad de los días sin ti...

El silencio, que se cierne en mi espacio,

parte al medio la noche.

Las heridas sangran,

los cuervos, arremolinados,

suspendidos en el aire...saben que habrá festín.

Tu partida es como un cuchillo,

doble filo, ancho y eterno.

Das el golpe final 

y te vas.

Mi cuerpo no siente.

La oscuridad, que acecha.

Tengo miedo. Toco mi costado...

 

Vacío absoluto.

El corazón ya no siente.

Cerraré los ojos. 

Para que te quedes en mi

y te vayas de aquí.

Para vaciarme de ti...

y de mi,también.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.