SIBONEY

S E N S A C I O N E S



 

S E N S A C I O N E S

= = = = = = = = = = = = = = = =

Le gustaba observar a los cipreses,

cuando el viento, con sus juegos matinales,

acariciaba las ramas

taciturnas del silencio.

Eran como olas celestiales,

sacudiendo la nostalgia ingrávida

del perezoso amanecer.

Podía oler las sensaciones fugaces

que salían de su entorno,

partículas transparentes,

iluminando los senderos tortuosos

de la vida.

Le gustaba la melancolía del momento,

la dulzura vespertina de un atardecer,

envuelto en el sosiego infinito

de su lamento.

Todo penetraba en las moléculas

principales de su ternura,

en el deseo atrayente,

de su lógica sensatez.

---------------------   

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.