waldir

RENUNCIA

He cometido el peor de los pecados

que puede un  hombre cometer:

renunciar a la mujer que amo,

uno puede prescindir casi de todo;

jamás de la mujer que lo distingue

con un privilegio exclusivamente humano

"el amor"



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.