Diego Herlein

Cae la lluvia indiferente

Cae la lluvia indiferente
a lo bello y a las cosas
que trae consigo la gente.

Del gris de las nubes sedosas
(gris oscuro me parece)
caen gotas transparentes:
cuando el sol las atraviesa
todo el color aparece.

A mí la lluvia me alegra
al contrario que otros seres
que hablan de tristeza cada
vez que el cielo se ennegrece.

Color regalan las gotas,
color de un mundo que crece.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.