Esteban Mario Couceyro

La charca

En su ausencia, el mar

dejó una charca

dónde el cielo inventó estrellas

promesas de apasionados besos

y un pez, ya muerto en el olvido.

 

A pesar de eso

te quiero y tengo

abrazada de arenas.

 

Hasta que una vez más

desaparezcas entre la marea

rodeada de nuevos peces

rizada de vientos

capitana del horizonte

de la memoria, los ojos

y las estrellas.

Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    Que no se escurran con la marea ese manojo de estrellas que aún alumbran los días. Pasé por tu poema y quise dejar mi huela.
    Un abrazo amigo.

    • Esteban Mario Couceyro

      Como la marea, pasas llevando el pasado y renovando el presente. ¡Gracias!
      Un saludo con amplia reverencia.
      Esteban

    • Trovador de Sueños ...y realidades.

      Excepcional entrega la de hoy, hermano poeta. Un privilegio leer y un honor hacerlo.

      Un fraternal abrazo, sin fronteras.

      • Esteban Mario Couceyro

        Tu generosidad me compromete, pero la realidad es que el lector, con su interpretación generalmente supera al autor en su propuesta.
        Los honores, son míos.
        Un abrazo
        Esteban



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.