Andres Guzman

Tú y yo

El demonio acecha tras tu mirada

Sincera y tenue que embriaga 

La conciencia se disputa la verdad

Con la  ilusión:

- sigue sin miedo al corazón 

- no sucumbas a la tentación 

 

Por que la rueda gira y llega al mismo punto

Porque el pasado respira y volverá pronto 

Tus palabras son cantos de sirena 

Que hechizan al errante que busca a su princesa 

Es algo tan hermoso que no se puede ignorar

 

Tras resucitar 

la debilidad vuelve al altar

Vuelve, vuelve sin cesar

Para levantarme un castillo 

Una sonrisa, un beso, un destino

 

La vida impone sus normas

Y yo hoy quiero creer

Por que creí y morí por ti

Y por ti, moriré 

 

Eres la miel que colma mi colmena 

La emoción que recorre mis venas

Como una droga que te aleja del mundo

Hacia un paraíso de color 

El dulce veneno de la esperanza

La inocencia y su osadía

 

Que tu pareces mía pero te me escapas siempre

A otros labios, a otros ojos

Tan diferentes 

Si no fueras como eres, no te amaría

Pero siendo como eres, doy la vida por perdida

Porque eres libre de elegir tu jaula

Y aunque estés conmigo, sé que te irás

Sé que esto poco  durará

Somos como imanes 

Que se atraen sin querer

Pero sin fuerza para mantenerse...

 

Parece tan fácil amar

Que se respira en cada calle

Pero no da aire , no da vida

Que los sueños callen 

Y el tiempo decida..

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.