Poeta sin alma

Y así sucedió

Y sucedió, tu amor llego a mi alma
sucedió a pesar de ser lejano.,
a pesar de todo lo que lo oponía,
no podía ser de otro modo,
porque pensé que nunca llegarías
cuando mas me decían que el amor
que soñaba ni siquiera existía,
que solo era producto de mi creencia
con la que crecí, tatuado por pérdidas
y miedos, no obstante creía,
hice a un lado las preguntas
que tenía en mi interior,
entregándome completo a tu querencia,
olvidando que existe la ausencia
y la desconfianza, la soledad
ya no tiene relevancia mayor,
olvidé mi costumbre de vivir sin amor
y recordé el concepto de ternura
toda la fe se quedó alrededor del corazón,
endulzando mi alma,
haciéndome cada día un ser mejor.
Y así sucedió, cuando tu amor toco mi alma
quedándose en su interior como su habitad,
ilumino todo rincón oscuro que la invadía,
reverdeció la piel de mi cuerpo,
alimento las ganas ya perdidas,
reescribió en mi vocabulario
la palabra amor, así sucedió, 
y es como debió ser,
porque dibujas mi cielo de estrellas
enciendes la luna en mis noches,
cuelgas el sol en mis mañanas,
eres el lápiz que en mi rostro
dibuja sonrisas, manos cálidas
y ojos que incitan al amor.
Y así sucedió, por lo que tanto
te adoro hoy. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.