Felipe.-

Tiempo

De alguna manera, para mí ya no pasan las horas, ya no pasan los días, será que los segundos que me quedan por vivir están en tu mirada, que mis recuerdos se construirán sobre tu sonrisa,  que mis alegrías están ahí, donde mis manos encajan suavemente en tu cintura. Si pudiera describir, el hecho de que solo pensar en ti me hace reír, si tan solo te pudiera decir un par de cosas que me haces sentir,  los latidos de mi corazón podrían revivir, mi sangre volvería a hervir,  y mi alma completa se volvería a unir. No quiero dejarlo a la suerte, ni depender de esta para tenerte, tan solo quédate, tengo un montón de cosas buenas para ofrecerte, un amor lo suficientemente cálido para abrigarte, un amor lo necesariamente frío para calmarte. Para mí el tiempo se detuvo, dejo  de girar mi mundo, dejo de avanzar mi reloj, mis segundos dejaron de contar, para girar a tu alrededor,  para avanzar en tu sentido, para sumar hacia tu camino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.