Damian cuellar

Solsticio de Invierno.

Recuerdo que la lluvia era misteriosa,
donde nace la lluvia?
En mi alma tal vez,
en esa bruma tensa que cubra mis pasos,
Oh poetas, oh hombres,
Oh siniestra noche, donde van tus huellas,
tus caminos de nieve y humo?

Así la sangre de la tierra
desangra mi alma, y la noche ya no es noche
sino viento, y canto de bestias y de tribus,
Donde van las cosechas, el maíz, el trigo
y las venas de nuestro polvo?

Ven sube conmigo donde el lobo
solitario dejo la luna y comenzó a ser estatua.

Ven sube conmigo y corona este solsticio.

Nos vemos mañana,
nos vemos en un sueño, allí donde tu alma
es mi aliento y mi sed tus ansias.
Nos vemos allí donde se alimentan los bosques
con el hechizo gris de tus huesos.

Comentarios2

  • clonariel

    Que gran lamento nocturno, lleno de caricias pero tambiƩn de tragedias.

  • Ayekan

    Lindo poema. Gracias por esa imagen del solsticio. Y gracias por pasar a leerme, y dedicarme tus palabras.
    Saludos!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.