Alexander Vortice

FEROCIDAD

La ferocidad de un instante

se mide en temblores.

 

Pasa una vida

y enseguida la toalla absorbe tu sudor.

Suele ser fino el ardor juvenil

y la última mirada positiva;

a veces surge de la oscuridad

una luz amarilla

y tu mundo se transforma

en una confusión sin límites.

 

La ferocidad de un instante

se mide en temblores

y la mitad de esas sacudidas

golpean un mismo temor.

Comentarios1

  • Paco Jose Gonzalez

    Me ha gustado mucho, transmite.

    • Alexander Vortice

      Muchas gracias, amigo Paco. Un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.