Antonio Mena Omeara

Ni una sombra

Lentamente, lo tuyo en mi desaparece,
se pierden las memorias y amor no crece
no recuerdo bien tu rostro pues mi mirada se oscurece
de tus besos nada queda, tú en mi te desvaneces.

¿Será que no te quise? ¿Será que no fue cierto?
no puedo estar seguro, estoy en desconcierto
y que te fuiste entera sin miedos ni lamentos,
eso no lo olvido, lo susurra siempre el viento.

Con tu nombre llega un sentimiento,
moribundo pues en mí no lo alimento,
me relata tu figura, tus besos describe lento,
mi deseo no te exige, eso es cierto
y tú no estás, lo nuestro ha muerto.

Para mi corazón sentir es una amenaza,
y el tiempo dice que todo pasa,
muy dentro quedará en mí una coraza
donde solo existes tú, pues nadie te reemplaza.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.