Bernardo Arzate Benítez

Reflexiones.

 

La manzana cae al suelo,

por la gravedad la jalada;

el pez cae al anzuelo,

pues lo atrapa la carnada.

                 

El león come venado

cuando ha extendido su garra;

el pescador trae pescado,

si su su barco desamarra.

 

El águila se remonta

con un vuelo majestuoso;

el que buen caballo monta,

no lo atrapará algún oso.

 

El que lucha por amar

algún día será amado,

y el que sabe callar,

no se llevará a un juzgado.

 

Observa a tu alrededor

y busca siempre lo bueno;

y el que es buen perdedor,

se alejará de lo ajeno.

 

El fuego cocina bien,

si no es muy alta la flama,

y sin humildad también,

el orgullo nos inflama.

 

La que calla ante la ofensa,

de la que con odio arde,

estará en paz en la tarde,

esa es su recompensa.

 

El que cuida su dinero,

y que lo hace a diario,

no hace caso al yo "quiero",

solo a lo necesario.

 

Cuando estés bien haz amigos,

no los hagas en desgracias,

mientras a los enemigos,

guárdales sus distancias.

 

Si eres padre y tienes hijo,

tu desear ya es secundario,

búscale un buen vecindario,

donde tenga un buen cobijo.

 

no es correcto maltratar

al que ya se ha disculpado;

debemos de recordar

que él mismo ya se ha humillado.

 

Son muchas las reflexiones,

me cansaría de escribirlas;

para entender sus lecciones...

tan solo hay que vivirlas.

 

Autor:Bernardo Arzate



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.