vereluna

Mi pequeña criatura

Mi pequeña criatura

 

 

Mi pequeña criatura, pedacito de algodón,

eres la cosa más pura, que ama mi corazón.

 

 

Desde que a mí tú llegaste, la vida se me alegró,

por el brillo de tus ojos que mi alma iluminó.

 

 

Tu mirada tierna y dulce, me acaricia con candor,

cuando te quedas dormida, eres una linda flor.

 

 

Tu carita sonriente, como un lindo girasol

tu pelo tan doradito, como los rayos del sol.

 

 

Tus labios tan rosaditos, regalando su color,

tus manitas suavecitas, acarician con amor.

 

 

Así eres tú criatura, inocente y cariñosa,

eres la cosa más pura, que en mi corazón se posa.

 

 

Vero

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.