Jesheral

RECORDANDO LA HORA AZUL.

La Hora Azul se engalana

con música de la de antes,

tambien con doña Susana

de apellido Dosamantes.

 

A usted señora Susana,

y a don Carlos Amador

yo les pido por favor

que la próxima semana,

 

nos deleiten con el canto

de: Jorge, Alejandro y Nicolás,

Temor, Granada y demás

aunque nos traicione el llanto,

 

tres inmortales del canto

de los que casi ya no hay,

a los que añoramos tanto

Ledesma, Algara y Urcelay.

Comentarios1

  • Maria Hodunok.

    Bello cantar, poeta.

    Saludos.

    • Jesheral

      Gracias María por tu amable saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.