a.santas

el viaje

emprendi mi viaje ilusionado,

un pasito tras otro, sin gran prisa.

emprendiste el viaje de la vida

de muy niño.

consideré que eterno parecía,

que tenía tiempo de llegar,

que me sobraba tiempo todavía,

pero me confundí.

ahora, postración y dolor sano,

una extension de hez y desespero,

calmantes, estación, no tengo ganas

de hacer aquel diario que empecé.

me voy, y ya lo saben los que quiero,

me marcho sin hacer lo que quería,

que injusto este viaje obligatorio,

que no puedo terminar.

Comentarios1

  • Perozo rivero Miguel Oswaldo

    Levantar la frente, abrir los brazos y referir el cuento de la vida,sin tristezas, sin penas ni amarguras, con los ojos abiertos en la tierra...!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.