Antonio Mena Omeara

Musa

Más hermoso que tu rostro,
que tu piel y tu silueta al andar,
no puede haber en ningún lugar,
ni siquiera el mismo Dios podría algo así crear,
son tus ojos dos soles,
que brillan en mis días y me hacen suspirar,
tu cabello son los mirtos,
que a mi hogar lo hacen perdurar,
tu sonrisa la promesa
que un artista desea plasmar,
y tu voz la sinfonía
que a los ángeles hace cantar,
nada más bello que tú,
nada tan único como tú,
solo tú te puedes superar,
mil secretos te rodean en tu digno pedestal,
eres mi musa y mi querer siempre te voy a declamar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.