Marco A. Reyna

Momentos de inspiración.

Comparte conmigo esos momentos de inspiración, el  sentir el frío de la madrugada, el  silencio del mundo cuando todos durmiendo están. Vive conmigo esas historias que escribo, esos  sentimientos tan hermosos que dejan erizada la piel. Mírame sentado en aquella mesa, fumando  y tomando una taza de café, esperando  que alguna musa baje para comenzar a escribir en esa vieja hoja de papel. ¡ Mujer ! yo no pido que seas la mujer perfecta, ni  mucho menos una mujer ejemplar, lo  que yo pido es que seas aquella que cuide mis sentimientos, la que mire una y mil noches mas al hombre que escribe sin parar, que  seas la mujer digna a la que yo pueda querer y abrazar. En aquellas mañanas frías y en aquellas noches tan tristes y desoladas, pero siempre teniendo tu calor. Conviértete en mi segunda sombra en la otra mitad de mi corazón, y cóselo con hilo negro para que por fin sane mi corazón, y tener siempre en mi, un cachito de ti… conviértete en la mujer que mire mi arte en mis ojos,  que sienta el amor que trasmito en mi escritura, y que sientas el amor con la que la veo cada mañana, y sientas el beso suave y tierno con el que me despida de ella. Conviértete en mi amiga, conviértete  en mi amante, conviértete  en mi esposa, conviértete  en mi sangre.
By: Marco A. Reyna

Comentarios1

  • Brizas (Shira)

    Una hermosa y dulce inspiración, bellas letras un placer leerte.

    Un saludo Shira



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.