Murialdo Chicaiza

BIOGRAFÍA II

Podría decir casi como Kafka

que mi niñez fue demasiado breve

que tuve un padre cruel

a pesar de las rosas que dejó

por esas casualidades de la vida

conocí todas las formas de la muerte

todas las caras de la parca

los desechos que dejamos

en aquel último segundo

que aprendí a pesar de ningún maestro

a sopesar todas las pesadillas

las pequeñas glorias y los despojos

como cuando un niño se acerca

a una travesura del amor

tan natural

y los días se sucedieron

en miles de ocasos y amaneceres

y aquí estoy, hermanos,

cruzando umbrales y recuerdos

después de haber muerto tantas veces

solo para saber que vivo aún

como el poeta escribió

y su nombre era Miguel:

“hablo después de muerto”

Por lo tanto esto no solo es

una biografía, puede ser

una  autothanatografía

o una nueva  y contradictoria palabra

descanso, cierro los ojos

estoy aquí

estoy aquí conmigo.

Comentarios2

  • Luna y Poesía

    Profundo expresar que sensibiliza el alma de esta tu lectora, mi respeto y admiración para ti, amigo querido.
    Valientes letras que muestran el ser humano que eres, magnífico.
    ¡Un abrazo con mi cariño!

    • Murialdo Chicaiza

      Gracias estimada amiga. Es un gusto para mí saber que te he tocado con mi poema. Las cosas que nos suceden pueden servirnos siempre. Buena noche.

    • Peregrina

      No hay mejor maestro que la vida misma...
      Un gusto pasar a leer...
      Saludos amistosos de
      Peregrina

      • Murialdo Chicaiza

        Gracias poeta peregrina. Saludos de otro peregrino.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.