Héctor Ethos

No Respires


No respires.
Intensamente, 
calla.
Ata un nudo
en el impulso.

 

Permanece.

 

Sentado y
recogido en el espacio.
Rodillas apretadas en el cuerpo.
Plegándose sobre sí,
reduciendo el espacio que se ocupa.

 

Infinitas las rodillas que se pliegan
sentadas sobre sí,
recogidas y apretadas.

 

Pulsión que inunda las conciencias:

 

"Sosteneos en los silencios.
Tragad.
Firmes y tragad
lo
que
quede
de
vosotros."



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.