Marce lino pan y vino

PUEBLO NEGLIGENTE

Vete oh pueblo negligente  

gente de poca fé

criadores de polémicas y guerras

de controversias

de problemas  

que en unas pelean por un pedazo de tierra

y en otras dicen pelear por Dios.

Esta tierra se está cansando de nosotros  

que si no cambiamos ahora que es tiempo  

nos va pasar lo mismo que al Faraón.  

Somos ahora fábrica de carne de cañón,

nos multiplicamos como ratas,  

si como ratas nos multiplicamos sin control  

sin educación  

sin moral ni religión.

Cambiemos ahora que aún es tiempo,

los libros sagrados gimen

y la pluma llora

lo cual no es problema de corrupción o tiranía

es la falta de Dios

lo que nos va obligar a partir o morir.

Hace falta derramar aún más sangre  

la que no preocupa que se derrame  

sino la santísima sangre que se puede derramar.

La Humanidad será nuevamente afligida

mundo de sordos y ciegos  

que con sus vanas imaginaciones

de los tiempos pasados

piensan tener el control.

Opresores de la raza humana  

que con un poquito de luz

que se le dio son tiranos presos de su propia opresión.

Sus inteligencias y juicio

jamás superaran la de Aquel Príncipe

que Dios dice ser el testigo agraviado.

En el foso de vanas fantasías

y ociosas imaginaciones

finalmente llegará al día

que tanto hablan

y buscaran refugio en el Verdadero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.