DAMSYD

De lo que no es simple...

Ya entiendo...

Entiendo el porqué del azul del mar,

el porqué de los grises días nublados,

porqué al cielo le cae el otoño en cada tarde

y porqué las lágrimas parecen de cristal.

Lo que no entiendo, son todas estas ambigüedades

que se siembran como espadas en el pecho.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.